Corrección en tinta roja Escribir crea dudas. Si este blog te resuelve algunas, habremos acertado.


martes, 6 de octubre de 2015

Traslado del blog

A partir de ahora, no habrá más entradas nuevas en este blog. Nos trasladamos a la siguiente dirección:
www.entintaroja.com

¡Ojalá os siga interesando!

Muchas gracias

miércoles, 18 de marzo de 2015

Expectación entre los espectadores esperando el inicio del espectáculo

La frase del título nos sirve para introducir el asunto de hoy, que es la confusión habitual entre -x y -s al escribir las palabras espectador, espectáculo y expectación, esta última también con su adjetivo derivado: expectante. Las unimos en esta entrada porque suelen aparecer juntas en muchas noticias.

El caso merece poca explicación, simplemente se da el error y aparecen frases como:

Asistieron mil *expectadores. 
El *expectáculo fue maravilloso pero muy corto.
Había muchísima *espectación entre los asistentes.

Aquí dejamos los enlaces a las palabras y sus significados:

http://lema.rae.es/drae/?val=expectación
http://lema.rae.es/drae/?val=espectador
http://lema.rae.es/drae/?val=espectáculo





miércoles, 25 de febrero de 2015

Traqueteo y traquetreo

Vamos con un error que se da muy a menudo y resulta muy curioso. En esta ocasión hasta nos arriesgaremos a sugerir una posible causa del error. Se trata del sustantivo traqueteo, 'movimiento de alguien o algo que se golpea al transportarlo de un punto a otro'. Es usadísimo para hablar del movimiento de los trenes, más concretamente de los vagones, ese vaivén que en los trenes antiguos te podía llevar a caer al suelo y que en los trenes modernos sirve, de tan suave, hasta para mecer a los bebés. El traqueteo del vagón.  

Pues ese traqueteo que todos conocemos debe escribirse con una sola -r, en la primera sílaba, pero aparece muy a menudo con dos: *traquetreo.

Aventuramos una posible causa: tren, con su erre tan marcada y tan inolvidable, mueve al hablante a colocarle a traqueteo esa otra erre para que no desentone y suene igual de fuerte. Pero, ya lo advertimos, esto solamente es una causa posible, no una causa real. 

http://lema.rae.es/drae/?val=traqueteo

miércoles, 21 de enero de 2015

Espurio y espúreo

Un error muy común, que se repite en el lenguaje hablado y escrito, sin pausa y parece que sin antídoto: emplear el inexistente *espúreo en lugar del sí existente espurio, que significa 'bastardo' (en relación con hijos nacidos fuera del matrimonio o de padre desconocido; con este sentido, suena menos fuerte ilegítimo), o 'falso'.

Pues nada más que eso: existe espurio, con sus significados de ilegítimo o falso, pero no existe *espúreo, aunque se empeñe en colarse en todos los sitios.

http://lema.rae.es/drae/srv/search?key=espurio

miércoles, 14 de enero de 2015

Verbo reflexionar

El verbo reflexionar, que significa 'considerar nueva o detenidamente algo', necesita una preposición (o locución preposicional: unión de más de una palabra con la función de preposición) para indicar el objeto de la reflexión. Se puede reflexionar sobre cualquier cosa, pero no se reflexiona la cosa en sí. No reflexiono un hecho, sino sobre, acerca de, en torno a ese hecho. Tampoco se puede reflexionar a nadie, lo que sí se puede hacer es pedirle que reflexione o reflexionar acerca de él.

Reflexionar no admite objeto directo, como sí lo puede hacer, por ejemplo, imaginar. Puedo imaginar (o imaginarme) algo o a alguien: Imagino a la abuela sentada en la mecedora es una frase correcta, pero no lo es *Reflexiono cada mañana el problema del tráfico. 

Viene a cuento esta entrada por un comentario escuchado el otro día en un curso online:
*Os reflexiono este asunto porque se suele olvidar. 
Doble crimen el cometido por el profesor de ese curso: les *reflexiona a unas personas *un asunto. Debería haber dicho:
Reflexiono sobre este asunto porque se suele olvidar.
O también:
He hecho una reflexión sobre este asunto porque se suele olvidar.
O también:
Hago esta reflexión sobre este asunto porque se suele olvidar.

http://lema.rae.es/drae/?val=reflexionar

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Desorbitado y exorbitante

Vamos hoy con dos adjetivos que comparten significado y que suelen utilizarse relacionados con asuntos de dinero: un precio, un sueldo, una multa, un gasto. Los adjetivos en cuestión son desorbitado y exorbitante. Los dos nos sirven para indicar que algo tiene un valor monetario muy alto, casi exagerado o exagerado de plano:
El precio que nos pidió por la bici era desorbitado.
Fichar por un grande significa, de entrada, sueldo elevado y exorbitantes ingresos publicitarios.

Lo curioso de esta pareja de adjetivos es que a veces, seguramente por ser su significado casi idéntico, formamos con ellos dos híbridos que no existen, dexorbitado y desorbitante, y hasta un tercero: dexorbitante.

Solamente nos sirven los auténticos: exorbitante y desorbitado.

http://lema.rae.es/drae/?val=exorbitante
http://lema.rae.es/drae/?val=desorbitado
 

jueves, 30 de octubre de 2014

Especies o especias

Los errores tienen siempre una causa, y a veces varias. El caso de hoy puede tener su origen simplemente en la similitud: hablamos de la confusión entre especia y especie. Más exactamente, lo que ocurre es que se utiliza especies cuando se está hablando de especias. Y como hablamos mucho de comida, cometemos a menudo este error. 

Las especias son 'sustancias vegetales aromáticas que sirven de condimento'. Sí, todas esas cositas que que compramos en botes y añadimos a las comidas para darles sabor.

Las especies, por su parte, pueden ser animales o vegetales. El error quizá venga de ahí, de que nos suena especies a algo relacionado con animales y vegetales y nos suena a vegetal, con razón, todo eso que añadimos a las comidas. Hecha la relación, hecho el lío, pero aunque procedan de especies de plantas, las especias son y serán especias. 

Y del sustantivo especia sale el verbo especiar: 'añadir especias a una comida'. Nos puede servir de truco pensar en el verbo *especier, que suena mal y además no existe.  

http://lema.rae.es/drae/?val=especie
http://lema.rae.es/drae/?val=especia